BRANDING que SÍ

BRANDING.

Una palabra que suena linda y que leemos por todos lados, todo el mundo habla de branding: las mentoras, las influencers, los blogs de marketing, ¡yo incluida! Pero para muchas puede ser un término nuevo… así que arranquemos por el principio: para vos, ¿qué es una marca? ¿Es lo que vos querés que sea tu emprendimiento? ¿Es tu idea? Si respondiste que SÍ a estas preguntas, dejame disentir en esto. Una marca es la percepción que tienen nuestros clientes de nosotros en sus mentes. Y esa percepción puede ser positiva o negativa, pero antes de centrarnos en el branding lo primero que tenemos que hacer es un análisis muuuuy honesto de cómo nos ve nuestro público actualmente. Y esto es lo clave: el consumidor MANDA. Tu comunidad es la que define que tu marca sea exitosa o no, y por eso hay que escucharla muy atentamente: ¿a qué posteos reacciona mejor? ¿qué productos prefiere? ¿cómo le gusta que le hablen? Tomate el tiempo necesario para analizar esto en profundidad. 

Ahora que tenemos esto en claro, voy a dejarte la definición que armé de Branding para que continuemos:

¿Qué es branding? Es el proceso mediante el cual creamos una expectativa en la mente de nuestra comunidad a través de la manera en que construimos nuestra marca. Influye.desde el diseño del logo, definición de paleta de colores, fotografía, manera de comunicarnos. Nuestro objetivo es crear una percepción positiva en la mente de nuestros clientes, ofreciendo una promesa de valor y cumpliéndola a través de nuestros productos y servicios. El proceso de branding es exitoso cuando en la mente de nuestros seguidores y clientes la percepción de marca es POSITIVA.

Entonces, ahora que sabemos toda la teoría ¿cómo podemos aplicarlo desde YA para mejorar nuestra marca? No desesperes, te traje 7 items claves que tenés que revisar si querés romperla con el branding de tu negocio.

  • Propósito: Tenés artículos en el blog sobre esto (diría que miles porque es la base de todo lo que hago) pero en resumidas cuentas el propósito -cuando está bien comunicado- es lo que hace que la gente deje de verte como una marca y te empiece a ver como parte de su vida. ¿Suena como muchísimo? ¡Tal vez! Pero ponete a analizar las marcas con las que realmente tenés una conexión, esas que recomendás a todo el mundo, que amás su contenido, a las que les comentás en los posteos… ¿te interesa sólo lo que venden? ¿o te interesan por el POR QUÉ que las mueve (y que probablemente, también sea el mismo que te mueve a vos)?
  • Valores: Los valores son esas palabras que nos gustaría invocar y transmitir con nuestra marca, es lo que resulta de la personificación de nuestro negocio. ¿Cómo queremos que la gente se SIENTA al interactuar con nuestro negocio? Los valores son las palabras que usamos para definir lo que querés transmitirle a tus clientes y seguidores con tu emprendimiento. ¿Querés que sepan que valoras el compromiso, la innovación, la atención al público? Tené en cuenta que lo ideal es no tener más de 10 valores de marca (si es la primera vez que los pensás, te recomiendo tener 5 como máximo) y cada vez que definas una palabra, escribí al lado qué significa para vos ese valor.
  • Misión: Un mix entre la respuesta del ¿por qué? y el ¿para qué? de tu emprendimiento. Es lo que hace que las personas entiendan, de una sola vez, la razón de la existencia de tu negocio en el mercado. Estas preguntas te van a ayudar a definir la misión de tu marca: ¿Qué querés ofrecer? ¿Por qué creaste este negocio? ¿Qué detectaste en la sociedad que hace que tu marca sea una necesidad?
  • Visión: En pocas palabras, es el hacia dónde. ¿Hacia dónde te proyectas con tu emprendimiento de acá a 5, 10, 15 años? La visión es una declaración de las motivaciones del negocio a mediano o largo plazo, representa cómo deseamos que sea nuestro negocio de acá a una cantidad de años equis. ¿Por qué es tan importante? Porque funciona como guía para todo lo que queremos lograr, y podemos revisarla periódicamente para asegurarnos de que estamos en el camino correcto.
  • Manifiesto: Yo lo defino como la representación en palabras del alma de tu marca. En pocas palabras, el manifiesto de tu marca es una forma de explicar tu propósito, por qué la creaste, qué pretende y qué la mueve. Algunos principios que podés incluir en el manifiesto son las creencias, los valores y la visión.
  • Voz: ¿Con qué tono comunicacional vas a generar un relato que traduzca todo lo que trabajaste más arriba? ¿Tu marca es una marca divertida, es una marca seria, es una marca que vive la vida con humor, es una marca basada en la emocionalidad? Es clave definirlo y poder sostenerlo en el tiempo, para que la gente que te sigue te detecte rápidamente en cada canal comunicacional.
  • Contenido: Tener el contenido planificado, más allá de los objetivos comerciales, hace que no nos salgamos del plan de branding de nuestra marca. Ser consistentes con lo que pensamos, decimos y hacemos (igual que en la vida) va a terminar de hacer que tu branding esté on fire.

¿Lista para trabajar? ¡Te dejé con mucha tarea! 1, 2, 3 ¡A LA BU RAR!