Sobre el amor que necesitan nuestros Centros sin definición

Cuando vemos nuestro BodyGraph es muy posible que nos encontremos con Centros que están definidos y Centros que están sin definición, o totalmente abiertos. En criollo: Centros coloreados y Centros sin colorear.

Los Centros definidos nos hablan de energía a la que podemos acceder de manera consistente, que nos va a acompañar a lo largo de toda nuestra vida, es energía de la que podemos depender. Los Centros sin definición o totalmente abiertos nos hablan de lo que vinimos a aprender, energía que es inconsistente y fluida, que va y viene, y son lugares donde recibimos muchísimo condicionamiento… si no estamos atentxs, puede aparecer el No-Ser por ahí.

Experimentando diariamente con mi Diseño me encuentro muchas veces observando como aún con todo el conocimiento «teórico» que tengo, mis Centros sin definición se activan con energía errática que me cuesta procesar, especialmente cuando estoy en modo de supervivencia. Estos últimos tres meses, donde viví en 4 lugares diferentes y sin una raíz «estable» fueron súper desafiantes y al mismo tiempo un acelerado en mis Centros sin definición. Pude ver claramente cuáles son los que mayor condicionamiento tienen y cómo van apareciendo esas creencias limitantes en mi día a día si no estoy atenta y al acecho de mi misma.

Hoy les traigo algunas preguntas que me hago cuando me encuentro operando desde el No-Ser para recordarme que los Centros sin definición o abiertos también pueden ser un regalo, si así decido verlo:

  • Cabeza: ¿Es necesario que encuentre una respuesta a este pensamiento? ¿Es necesario que tenga certezas sobre este tema?
  • Ajna: ¿Es necesario que le encuentre sentido a esto que estoy rumiando?
  • Garganta: ¿Estoy comunicando desde un lugar de alineación o sólo para llamar la atención?
  • Centro G: ¿Por qué me estoy obsesionando con encontrarle dirección y sentido a mi vida?
  • Bazo: ¿De dónde viene este miedo? ¿Por qué estoy obsesionada con el terror a no poder sobrevivir?
  • Corazón: ¿Por qué siento que no valgo? ¿Por qué quiero probar mi valor?
  • Plexo: ¿Necesito obsesionarme con esta emoción? ¿Por qué no la puedo dejar pasar?
  • Sacro: ¿Por qué no estoy pudiendo parar? ¿Qué me limita a la hora de descansar?
  • Raíz: ¿Por qué me pongo tanta presión para terminar las cosas «rápido»?

Espero que les sirva.

Nico